Clausuraron un súper chino por no respetar los precios máximos. Está ubicado en Fisherton. Si retrotrae los valores podrá volver a abrir, pero tendrá que pagar una multa.

Después de comprobar por segunda vez que tenía varios precios muy por encima de los máximos fijados por el gobierno nacional, la provincia y la Municipalidad clausuraron un supermercado chino ubicado en la zona de Fisherton.

El operativo conjunto de la Secretaría de la Producción de la provincia y la Secretaría de Control de la Municipalidad se realizó en un local de Wilde al 500. Allí llegaron por denuncias de los vecinos.

Según explicó Carolina Labayrú, secretaria de Control de la Municipalidad, si el comercio retrotrae esos precios que están por encima de los máximos establecidos podría reabrir hoy mismo.

De lo que no podrá zafar, agregó es de una multa, que puede ir de los 20 mil a los 5 millones de pesos, según la evaluación que realice la Secretaría de Comercio provincial.