Las ollas populares de Sorrento y Travesía y de Suipacha al 3600 necesitan ayuda. La crisis económica se profundizó por el coronavirus y se multiplican los puntos de asistencia social. En zona norte alimentan a 20 familias sin recursos y en barrio Alvear a otras 100. Necesitan mercadería y abrigo.

La pandemia del coronavirus acentuó las necesidades básicas de muchas familias de Rosario al punto que los propios vecinos debieron montar comedores u ollas populares para sumar a la asistencia estatal.

En Sorrento y Travesía, zona norte de la ciudad, los habitantes del barrio crearon un espacio para alimentar a quienes se quedaron sin ingresos. Los lunes, miércoles y viernes cocinan y entregan raciones para 20 familias.

“Hacemos polenta con salsa, arroz, lo que vamos juntando entre todos. A mi no me sobra nada pero hacemos lo que podemos entre todos”, contó Luis a Rosario3, uno de los organizadores del espacio.

Además de ayuda para poder sostener ese comedor improvisado, piden ropa y abrigo para una familia que llegó desde Chaco hace dos meses de visita y quedó varada. Son una pareja con hijos chicos y adolescentes.

El contacto para ayudar es: Luis, 3415629901 (celular y whatsapp).

Cien familias en Suipacha al 3600 

En el centro comunitario Alvear se vive una historia similar: los martes y jueves dan almuerzo y merienda a unas cien familias pero la demanda de comida los supera.

“Tenemos bolsones de alimento de la provincia pero ponemos también de nuestro de bolsillo”, comentó a De 12 a 14 (El Tres) una de las mujeres a cargo de la cocina.

“Hay mucha gente y se nota la necesidad de todo tipo. No damos a basto y estamos haciendo todo a pulmón”, agregó otra de las organizadoras.

En Suipacha al 3600 entregan 600 raciones para 100 familias pero también precisan ropa y frazadas; además de productos de higiene y limpieza (y desinfección por el coronavirus).

Teléfonos de contacto para ayudar: 4319131 (fijo) y 3412680247 (celular); o a la página de Facebook.