El presidente Alberto Fernández encabezó un acto junto a Axel Kicillof e intendentes bonaerenses en La Plata donde analizaron propuestas para diseñar un país igualitario.

Este martes, el presidente Alberto Fernández encabezó un acto en el que estuvieron presentes el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof e intendentes bonaerenses, en la sede de la gobernación de La Plata. Durante la conferencia, el presidente reavivó la discusión sobre las cárceles y las condiciones de hacinamiento que convierten a los centros penitenciarios en un peligro en medio del brote de coronavirus.

Frente a esto, señaló: “La pandemia dejó la muestra de la desigualdad en la que vivimos, lo primero que debe enseñarnos es que vivimos en un país injusto y ahora nadie tiene excusa de decir no me di cuenta, porque todos lo vimos”.

Con críticas al gobierno anterior dijo: “Encarcelar a todos y no construir cárceles no tiene sentido, es todo marketing“. Y añadió: “Tener ahora en las cárceles personas en riesgo y que el Estado no reaccione es un acto inhumano. Y nosotros abrazamos la política porque la humanidad es lo que nos importa”.

Por su parte, Kicillof consideró que “la crisis económica es culpa del virus y no de qué respuesta a la pandemia de coronavirus tuvo cada país sino que en todo el mundo se puso el sistema comercial y financiera en jaque”. Y añadió: “La recuperación económica es a través de las obras públicas, que es el motor de la economía”.

“Hoy hacer obras no solo significa dar una respuesta a aquello que falta sino que también significa darle a la economía ese motor que hoy no está”, dijo.