La ministra de Educación de Santa Fe indicó que se evaluará en la reunión del Consejo Federal, y según las indicaciones del Comité Sanitario Nacional.

El ministro de Educación de Nación, Nicolás Trotta declaró este martes que puede haber provincias que vuelvan a clases presenciales antes que otras, dependiendo la evolución del coronavirus.

Según el funcionario, señaló que existe la “posibilidad de que en algunos lugares” las clases puedan “puedan comenzar con antelación” a que se supere oficialmente la pandemia de coronavirus.

Consultada sobre si Santa Fe podría ser una de esas provincias, Adriana Cantero titular de la cartera educativa provincial reparó en que, si bien es un tema que vienen conversando entre pares, “la reunión del Consejo Federal aún no ha determinado cuales serían las provincias que el Comité Sanitario Nacional piensa que estarían en mejores condiciones en razones del avance epidemiológico”.

Cantero indicó que “se puede suponer que primero lo harían aquellas provincias que no han tenido contagio por coronavirus”, y agregó que “nosotros hemos tenido, y tenemos grandes conglomerados urbanos que hay que estar atendiendo”.

De todos modos, manifestó en Al Derecho y Al Revés que los ministros “estamos pensando cuáles serían las variables múltiples para pensar la vuelta a clases con cierta gradualidad y criterios”. A su vez, consideró que “más allá de la decisión nacional después hay que ajustarlo a cada provincia”.

La funcionaria también comentó que junto a los ministerios de Salud y Desarrollo Social coordinarán la vuelta para planificar el distanciamiento social de acuerdo a las modalidades educativas, tanto en la ruralidad como en las zonas superpobladas, “articulando todo con los criterios pedagógicos”.

En cuanto al momento estimado de la vuelta a clases, Cantero remarcó que la perspectiva es después de las vacaciones de julio “siempre y cuando la curva epidemiológica indique que eso es posible”.