En un hito histórico de la carrera espacial, la NASA y SpaceX, de Elon Musk, enviarán hoy dos astronautas a la Estación Espacial Internacional (EEI). Seguí el lanzamiento en vivo en esta nota.

Llegó el día: este miércoles 27 de mayo marcará un momento histórico en la carrera espacial del siglo XXI. Sucede que la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) y SpaceX, la empresa de Elon Musk, lanzarán al espacio la primera misión tripulada de la nave Crew Dragon.

El lanzamiento marcará el primer viaje a la órbita en un vehículo de propiedad privada y será el primer vuelo espacial tripulado en nueve años -cuando terminó el programa de transbordadores espaciales- desde Estados Unidos, que tendrá como destino a la Estación Espacial Internacional (EEI).

En 2014, la NASA le destinó a SpaceX y a Boeing 6.800 millones de dólares (6.235 millones de euros) en contratos para impulsar la capacidad de Estados Unidos de volar al laboratorio orbital sin tener que utilizar asientos en las cápsulas rusas Soyuz.

Cuándo y dónde ver el lanzamiento

Si el clima acompaña, la nave tripulada por los astronautas Robert Behnken y Douglas Hurley despegará hoy desde la plataforma 39A del Centro Espacial Kennedy, en Cabo Cañaveral, Florida.

El lanzamiento se realizará a las 16.33 (hora local). Se podrá ver a esa misma hora en Chile, Bolivia y Venezuela; a las 17.33 en Argentina; a las 22.33 en España; y a las 15.33 en México y Colombia.

El despegue se podrá seguir en vivo a través de los sitios oficiales de la NASA y de SpaceX. Además, también se podrá seguir el lanzamiento desde sus canales de YouTube.

Por su relevancia, el acto contará con la presencia del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, según ha confirmado la Casa Blanca.

¿Cómo es la nave?

La Crew Dragon forma parte Programa de Tripulación Comercial impulsado por la NASA con la idea de desarrollar sistemas de transporte de personas al espacio.

La cápsula está diseñada para transportar un máximo de siete pasajeros, pero los vuelos de la NASA​, por ahora llevarán menos ya que el resto del espacio se destinará al transporte de suministros.

La nave tiene propulsores que le permiten maniobrar en el espacio y acoplarse, de manera autónoma, a la estación. Además, a diferencia de las naves anteriores, la cabina incluye comandos en pantallas táctiles y no en botones.