El hecho, que se hizo viral rápidamente en las redes sociales, ocurrió en el centro de la ciudad brasileña de Canela, en la región de Río Grande del Sur.

Que un delincuente ingrese a una joyería y, a punta de pistola, robe un comercio, lamentablemente no sería algo que sorprenda en ningún país de América Latina.

Sin embargo, un hecho de estas características llamó la atención en Brasil dado que el ladrón que ingresó a una joyería en una silla de ruedas no tiene brazos pero apuntó el arma con sus pies para concretar el robo.

El hecho, que se hizo viral rápidamente en las redes sociales, ocurrió en el centro de la ciudad brasileña de Canela, en la región de Río Grande del Sur.

“¿Puede considerarse un robo a mano armada si el perpetrador no tiene brazos?”, fue una de las preguntas irónicas que se leyeron en las redes.

Según se observa en el video de la cámara de seguridad de la joyería, el dueño del comercio estaba atendiendo con total normalidad cuando hizo su ingreso un joven con discapacidad, que se movilizaba en una silla de ruedas.

De pronto, el hombre le entregó un papel al comerciante que decía: “Entrega todo y no llames a la policía. Esto es un asalto”.

Acto seguido, para remarcar que la amenaza era seria, el delincuente tomó una pistola con sus pies y apuntó al vendedor, quien por unos minutos entró en pánico, pues jamás imaginó que el chico era un delincuente. No obstante, tras recuperar la calma, logró comunicarse con la policía, que acudió de inmediato, según medios locales.

Apenas llegaron los efectivos, redujeron fácilmente al joven debido a que el arma que poseía era de juguete. Sin embargo, también le encontraron un cuchillo que, se presume, iba a utilizarlo si sus planes iniciales fallaban.

El asaltante fue llevado a la comisaría local y será puesto a disposición de la Fiscalía, que le tomará declaración.