La Federación Gremial del Comercio e Industria de Rosario dio a conocer que se encuentra en tratativas con la Secretaría de Comercio Interior de la Nación para que se implementen acciones tendientes a posponer los días festivos que se vienen, como el Día del Padre.

El objetivo es que se puedan celebrar en mejores condiciones sociales y económicas para asegurarse la buena venta de cada año.

“No están dadas las condiciones sociales, ni económicas para celebrarlos: este año ha sido muy excepcional, en materia sanitaria, educativa, social y también económica, parece sensato también repensar las festividades”, fueron las palabras que desde estos gremios precisaron para describir una realidad que la pandemia obligó a repensar de manera oficial.

La Pandemia de COVID 19 ha restringido el horario de atención de los Comercios, y también ha dificultado la reposición de mercadería y la disponibilidad de dinero por parte de los consumidores, y es en este sentido que desde la Federación de comerciantes e industriales consideraron que “lo más adecuado es reposicionar el Día del Padre durante el mes de Julio”.

Recordaron que “durante el mes de mayo se han reactivado las fábricas y los canales mayoristas de comercialización, por lo que la cadena de distribución de productos se re establecerá paulatinamente.  A eso se suma que el  cobro del medio aguinaldo, es en el mes de julio, lo cual puede impulsar un poco el magro consumo”, analizaron.