Con un helicóptero hidrante enviado por la Nación y brigadistas de la provincia se planificó la intervención para apagar el fuego que cubre de humo y olor a la ciudad.

La Municipalidad de Rosario volvió a reclamar por el padecimiento que vive la ciudad por el humo y el olor que provoca la quema indiscriminada de pastizales en la zona de las islas del delta del Paraná, y luego de que el intendente Pablo Javkin insistiera con la activación del Plan Nacional de Manejo del Fuego, la provincia de Santa Fe solicitó la intervención nacional, razón por la cual el Ministerio de Seguridad de la Nación decidió enviar un helicóptero hidrante para apagar los incendios, tarea que comenzó a desarrollarse hoy desde la planificación y ejecución de los trabajos.

La noticia llegó a través del secretario de Protección Civil de Santa Fe, Gabriel Gasparutti, quien por la tarde estuvo dedicado ya al operativo junto “al operador del helicóptero, el director Nacional del Manejo del Fuego y 15 brigadistas de los Bomberos de la Policía Federal”, precisó a La Capital.

Luego de pedidos formales, reclamos y hasta denuncias se dispuso de un operativo en el que, además de los recursos nacionales, tendrán la apoyatura de dotaciones de brigadistas pertenecientes a los sistemas provinciales del Manejo del Fuego de Santa Fe y Entre Ríos.

El secretario provincial Gabriel Gasparutti detalló que habrá un trabajo coordinado para enfrentar el contratiempo junto a la Subsecretaria de Protección Civil de la Nación y el Sistema Nacional de Manejo del Fuego, en el que el primer paso será la intervención en la zona mediante el helicóptero hidrante para apagar el fuego provocado en las islas, aeronave que operará desde la terminal portuaria de ACA en la ciudad de San Lorenzo, según precisó.

Desde la Municipalidad informaron que en lo que va del año se detectaron más de 1.700 focos de incendio, alcanzando un crecimiento exponencial en las últimas dos semanas, a tal punto que partiendo de los datos satelitales se pudo saber que durante el fin de semana hubo dos focos activos y amplios, uno frente a Villa Gobernador Gálvez y otro en la zona de San Lorenzo.

En este sentido el intendente Javkin enfatizó que la provincia de Entre Ríos dispone de todos los recursos para poder identificar a los responsables de estos incendios, para así poder actuar en consecuencia con las acciones correspondientes para penalizar según las normas vigentes.

Las quemas en la zona de islas comenzaron temprano este año y fueron noticia nacional durante el verano. Por entonces, se relacionó a los incendios con la imprudencia de pescadores y campistas que visitaban las islas, prendían fuego para cocinar o calentarse y no lo apagaban correctamente, pero ya en plena pandemia y con la prohibición de circular impuesta por el aislamiento obligatorio, “si bien puede haber incendios espontáneos por la acumulación de pastizales y materiales combustibles, no hay duda que las quemas están relacionadas con la renovación de pastos para la actividad ganadera”, señaló el titular de Protección Civil, Gabriel Gasparutti.

El funcionario señaló que si bien esta actividad está admitida en la legislación de la provincia de Entre Ríos, la época para realizarlas es a partir de junio. “El tema es que, frente a la sequía algunos se adelantaron”, cuestionó y reclamó a las autoridades entrerrianas “un mayor control de la zona”.

Una denuncia reiterada y ampliada

El intendente Javkin ya había ampliado el miércoles 20 de mayo la denuncia penal contra aquellos responsables de las quemas intencionales de pastizales en la zona de islas del Alto Delta del Río Paraná, que fuera presentada el pasado 3 de marzo, ante la presencia de nuevos focos ígneos registrados en la zona y teniendo en cuenta que el escenario en el que se desarrollan estos nuevos incendios intencionales, en el marco de la pandemia de coronavirus, agrava las consecuencias en el ambiente y en la salud de los habitantes de la región.

En la nueva presentación que realizó el jefe municipal ante la Fiscalía Federal de Victoria (Entre Ríos), con el patrocinio de la subsecretaria Legal y Técnica y apoderada del municipio, Juliana Conti, se destaca que se detectó en el espacio aéreo la presencia de gran cantidad de humo y cenizas a causa de los incendios producidos intencionalmente en los pastizales en el Alto Delta del Río Paraná.

En esa ocasión se informó que pudieron verificarse 68 focos en la semana del 4 al 10 de mayo y 362 focos del 11 al 17 del mismo mes.