Un alto jefe del Ejército de China advirtió hoy que Beijing tomará la decisión de atacar Taiwán si no existe un modo pacífico de detener el secesionismo.

Li Zuocheng, general del Ejército Popular de Liberación de China y jefe del Departamento de Estado Mayor Conjunto, justificó en rueda de prensa una eventual intervención militar en la isla si “la posibilidad de una reunificación pacífica se ha perdido”.

En tal caso, dijo, “las Fuerzas Armadas tendrán que tomar las medidas necesarias para acabar con cualquier plan independentista o detener acciones secesionistas”.

Para ello, agregó, Beijing podría invocar una ley aprobada en el año 2005 que permite al gigante asiático intervenir militarmente lleva a cabo acciones “secesionistas”.

“No prometemos abandonar el uso de la fuerza, nos reservamos la posibilidad de tomar todo tipo de medidas para estabilizar situación y controlarla en el estrecho de Taiwán”, matizó luego Li.

Paralelamente, parte, Li Zhanshu, que preside el Parlamento chino, advirtió también que Beijing nunca permitirá el uso de la fuerza, en cualquier forma, para separar Taiwán de China.

Para China, la presidenta de Taiwán, Tsai Ing Wen, es una separatista que busca la independencia de la isla.

En un discurso dado en Taipéi la semana pasada con motivo de la inauguración de su segundo mandato, Tsai señaló que Taiwán no puede aceptar convertirse en una provincia más de China bajo su lema ‘un país, dos sistemas’.