A través de un decreto, el gobierno de la provincia habilitó las ejecución de obras privadas de hasta 10 trabajadores en los aglomerados del Gran Santa Fe y el Gran Rosario.

Esta medida ya estaba vigente para el resto de la provincia, en el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus.

Se trata de las obras privadas de construcción con operarios hasta un máximo de 10 (sin contar personal de dirección o de higiene y seguridad). En todos los casos con los respectivos protocolos, sobre todo en lo que atañe al transporte desde el domicilio particular al lugar de trabajo.

obra by Luci Lanza on Scribd