La audiencia realizada este viernes con el Ministerio de Trabajo de la Nación no arrojó avances y los choferes definieron profundizar la medida de fuerza. La huelga cumplirá 23 días cuando se retomen las negociaciones.

Los choferes de colectivo de la UTA Rosario resolvieron continuar con la medida de fuerza al menos hasta el próximo martes tras fracasar una nueva mediación.

La audiencia convocada este viernes por el Ministerio de Trabajo de la Nación –que ya manifestó la complejidad del problema– no arrojó buenos resultados y la negociación entre las partes pasó a un cuarto intermedio hasta el 2 de junio.

En ese marco, la Unión Tranviarios Automotor (UTA), que el jueves realizó una masiva marcha en la ciudad, resolvió mantener el cese de actividades en el transporte urbano e interurbano del departamento Rosario.

Los trabajadores del transporte continuarán realizando un corte de crédito laboral reclamando el 35% que les resta percibir de sus haberes del mes de abril, protesta que el martes alcanzará una nueva marca histórica de 23 días consecutivos sin prestar servicios.