El Comité de Crisis de San Luis anunció la habilitación a partir de hoy de bares y restaurantes que podrán funcionar de lunes a viernes entre las 11 y las 19 respetando la terminación de DNI, aunque los fines de semana se permitirá ingresar a todas las personas sin control del documento.

Con protocolos muy específicos para el personal y los clientes, se anunció que la cantidad de sillas y mesas debe estar demarcada y que la distancia entre los clientes debe ser de dos metros.

Los mozos y mozas tendrán mesas y utensilios asignados y se registrará a quienes ocupen cada mesa, para poder tener una trazabilidad en caso de presentarse algún caso sospechoso de coronavirus.

El gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, anunció anoche que los cultos religiosos podrán celebrar ceremonias y los comercios minoristas que funcionan actualmente de lunes a viernes de 9 a 17, podrán ampliar su horario de atención a los sábados de 9 a 13.

Se habilitó también la actividad hípica solo para la práctica personal y la realización de espectáculos en la modalidad de presencia en automóvil.

El mandatario provincial planteó la necesidad de tener una actitud “voluntaria” en el respeto por las normas de prevención, “para poder sentirnos libres” y destacó que en San Luis estamos habilitando más actividades en un momento muy especial, “mientras que en Buenos Aires y el conurbano se están dando récords de casos día a día” y remarcó que “nuestra gran defensa sigue siendo atender la zona vulnerable, que son las autopistas”.