El animal, que pertenece a una especie protegida y en vías de extinción, falleció en la chata del COEM, cuando era trasladado herido al Imusa. La policía lo había encontrado de manera increíble en la zona noroeste de la ciudad.

El aguará guazú que había sido encontrado de forma increíble por la policía en las calles de la zona noroeste de Rosario, murió por las heridas que tenía, cuando era trasladado por una chata del COEM al Imusa. Este animal, conocido también como lobo de crin, es un cánido de gran tamaño que fue declarado como especie protegida, ya que la caza indiscriminada lo ubicó en vías de extinción.

Según fuentes policiales, efectivos divisaron lo que en principio creyeron que era un perro de gran tamaño. Lo encontraron en Juan José Paso y Sabín, en la zona noroeste de Rosario.

El cánido de gran tamaño hallado en Rosario. (Rosario3)

 

Notaron que estaba herido y lo persiguieron, hasta que lograron acorralarlo y atraparlo en Almafuerte al 1600, con ayuda de personal del COEM.

En la mañana de este sábado, personal de la comisaría 24ª, confirmó que el animal finalmente murió por causa de las heridas que había sufrido. Falleció cuando era trasladado al Imusa para su curación.