El servicio de transporte urbano de colectivos lleva 24 días sin actividad en Córdoba, en tanto que los interurbanos alcanzan ya los 50 días paralizados por retención de tareas de los trabajadores debido a diferentes reclamos gremiales.

Los gremios atraviesan días de negociaciones con las autoridades, que ante la crisis sanitaria por la pandemia de coronavirus no tomaron decisiones aceleradas para el regreso de los distintos servicios.

De acuerdo a las últimas tratativas que se realizaron la semana pasada, los trabajadores del servicio interurbano aceptaron un Convenio de Emergencia para el sostenimiento de los puestos de trabajo y la actividad productiva.

El acuerdo comprende el reconocimiento del 100% de los haberes de marzo, y del 75% en concepto de prestación no remunerativa de los haberes de abril y mayo, por lo que se avizora una vuelta a la actividad en los próximos días.

Diferente es la situación del transporte urbano, ya que el Municipio reclama fondos a la Nación para destrabar el conflicto salarial, y el gremio no estableció una fecha tentativa para el regreso del servicio, mientras los choferes argumentan que todavía no cobraron la remuneración correspondiente al mes de abril.