El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, dijo hoy que tomarán “medidas más rigurosas” para mejorar los controles en el ingreso de transportistas a la provincia, y que van a aumentar las multas a las empresas que no asuman “las responsabilidades que les corresponde”, en el marco de la lucha contra la pandemia del coronavirus.

El mandatario señaló además que se trata de una “cuestión muy seria” y que, por esa razón, se reunirá mañana a las 12.30 con todas las empresas de transporte jujeñas, mientras que el miércoles lo hará con dirigentes de la organización sindical que nuclea a los camioneros.

En un nuevo informe del Comité Operativo de Emergencias (COE), brindado esta noche, Morales afirmó que “el camionero cumple un rol fundamental en la sociedad porque nos tiene que abastecer de alimentos, llevar y traen insumos, pero también tienen una gran responsabilidad como la tienen los médicos, los enfermeros y la policía”.

“Diría que están en la segunda línea”, expresó el gobernador y añadió que esa labor conlleva un riesgo “por tener que movilizarse por todos lados, incluyendo zonas de alto contagio y circulación viral”.

Al hacer hincapié en este tema, recordó el caso ocurrido en Jujuy hace unos días donde tras dar positivo el test PCR a un transportista que llegó proveniente del centro del país, se tuvo que aislar dos pueblos (Fraile Pintado y Calilegua) “para evitar la transmisión” de la enfermedad.

“No estamos estigmatizando pero es una realidad objetiva ya que circulan por muchos lugares”, aseguró.

En relación a la responsabilidad social que les compete, es que “van a aumentar las multas a un millón de pesos para las empresas” porque “tienen que hacerse cargo al igual que los camioneros” de las situaciones que generen.

Por otro lado, Morales dijo que el próximo miércoles y jueves junto con los integrantes del COE, va a recorrer las áreas de frontera “para reafirmar todo el control que se viene haciendo en el marco del plan Fronteras Sanitarias Seguras” destinado a evitar el ingreso del virus a la provincia.