La Granja La Esmeralda ha sido un ícono de la ciudad de Santa Fe por décadas. Ya no lo es. Las últimas administraciones provinciales dejaron a esta repartición librada a su suerte. Hoy, el abandono es total.

Los concejales Luciana Ceresola y Sebastián Mastropaolo (Pro-Juntos por el Cambio) presentamos un proyecto para que la Municipalidad de Santa Fe realice, de manera urgente y sin dilaciones, las pertinentes gestiones ante el Gobierno de la Provincia para que informe acerca de la situación en que se encuentra el predio educativo-recreativo de nuestra ciudad.

Esta estación zoológica experimental de trece hectáreas, cuyos objetivos principales son el rescate, reproducción e investigación de la fauna silvestre autóctona; transmisión de conocimiento de biología de especie y reserva de material genético, es única en la región. Allí se trabaja con animales cuyo maltrato y abandono está penalizado por ley.

En los últimos tiempos, algunas especies en cautiverio, y a supuesto resguardo en dicho predio estatal, han sido vistas deambulando por las inmediaciones de casas lindantes según denunciaron los vecinos.

A través de la protección y conservación de la fauna silvestre, se reconoce al animal como un recurso indispensable para el mantenimiento del equilibrio ambiental. No se entiende el porqué de dicho abandono, salvo que primen intereses comerciales, inmobiliarios o de otro tipo lejanos al interés común.