El gobierno de Entre Ríos avanzó hoy en la flexibilización del aislamiento por el coronavirus, con la autorización de una serie de actividades y servicios como las reuniones familiares de hasta 10 personas; la práctica deportiva individual en instituciones y clubes, la apertura de centros comerciales y galerías y el transporte de media distancia.

Las nuevas medidas fueron anunciadas por el gobernador Gustavo Bordet, tras una reunión con el Comité de Emergencia Sanitaria (COES) provincial, donde explicó que serán los intendentes quienes decidirán la forma en que se habilitarán las nuevas excepciones y deberán controlar el cumplimiento de los protocolos.

“Estamos en una situación controlada, dando pasos firmes y responsables para no tener que volver hacia atrás”, dijo el mandatario provincial, quien destacó que en Entre Ríos “hoy está funcionando el 90% de la economía, el 100% de las industrias y sector productivo y el comercio y servicio un 90%”.

Con todo, Bordet remarcó en conferencia de prensa que las nuevas flexibilizaciones apuntan a volver a ubicar “rápidamente” a la provincia en la senda de “desarrollo económico y social”.

El gobernador defendió las medidas tomadas por el gobierno nacional para enfrentar la pandemia y, en ese sentido, agradeció al presidente Alberto Fernández, que decidió “desde el primer día cuidar la salud de la población argentina, sino estaríamos con una realidad sanitaria realmente colapsada”.

Bordet rechazó las manifestaciones “anticuarentena” que, apuntó, son “organizadas por ciertos sectores con una irresponsabilidad absoluta”, que “contrasta con los resultados sanitarios que estamos teniendo”.

El ministro de Producción, Turismo y Desarrollo Económico provincial, Juan José Bahillo, quien fue el encargado de dar precisiones sobre las medidas adoptadas hoy, aclaró que las reuniones habilitadas son sólo las familiares y de hasta 10 personas, “no las sociales”.

La idea -sostuvo- es permitir el encuentro del grupo familiar, “donde están los afectos más cercanos”.

Para participar de ese tipo de reuniones no se deberá gestionar permiso alguno y “si un control policial le pregunta, la persona podrá responder: voy a una reunión familiar, y eso es suficiente”, detalló.

Además, anunció que atendiendo el “pedido de algunos intendentes se habilitarán los centros comerciales y galerías”.

Por otro lado, quedan habilitadas todas las actividades deportivas individuales, es decir, que no impliquen contacto ni grupo de personas como “tenis, paddle, pelota paleta, bochas individual y golf”, que se suman al ciclismo, running y deportes náuticos individuales, ya permitidos.

Para ello se podrán abrir “parcialmente clubes, instituciones y emprendimientos privados, que no podrán habilitar vestuarios”, sino que “la gente tiene que ir lista desde la casa”, dijo.

Bahillo agregó que cada disciplina tendrá protocolos correspondientes que deberán presentar los municipios, según “sus realidades y capacidades de control”.