Un millón de vasos de leche fue donado hoy por una empresa láctea a comedores y merenderos infantiles de los barrios vulnerables de la Ciudad de Buenos Aires y del conurbano bonaerense, dos de las zonas más afectadas por el coronavirus.

La donación se efectuó en el marco de las actividades que comenzaron hoy por el “Día Mundial de la Leche”.

El 1 de junio fue establecido -en 2001- como el “Día Mundial de la Leche” por la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), en un intento por incentivar el consumo de los productos lácteos en todo el mundo tratando de concientizar sobre la importancia que tiene en la dieta de los niños durante los primeros años de vida.

En esta ocasión la firma Mastellone Hnos., que participa de esas campañas de la FAO, donó un millón de vasos de leche a comedores y merenderos “en barrios vulnerables de la Ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires, que es donde más está golpeando la pandemia de coronavirus”, dijo a Télam Alejandro Castelli, gerente de Comunicación de la empresa.

Con esta medida, según se detalló, la leche estará llegando a partir de hoy a los comedores y merenderos infantiles que funcionan en los barrios Villa 1.11.14, Ciudad Oculta y Padre Mugica -también conocido como Villa 31- en la Ciudad de Buenos Aires.

En tanto, harán lo propio en el barrio Villa La Cava, de San Isidro, y en distintos barrios de los municipios de San Miguel y Quilmes, entre otros.

La iniciativa se desarrollará a lo largo de todo el mes de junio y Castelli destacó que “una buena alimentación es la mejor manera de prevenir enfermedades y asegurarnos una buena calidad de vida, tanto en la infancia como en la juventud y vida adulta”.

Durante la puesta en marcha del programa “Argentina Contra el Hambre”, que lleva adelante el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, nutricionistas dieron charlas a los beneficiarios de la tarjeta AlimentAr explicando la importancia del consumo de lácteos y alimentos frescos.