La Fiscalía Regional Segunda Circunscripción de Cañada de Gómez, debió cerrar sus puertas a raíz de un caso sospechoso de COVID-19 (coronavirus). Una empleada de la repartición presentó síntomas compatibles con la enfermedad este domingo por la noche, a raíz de eso se activó el protocolo y la dependencia permanecerá cerrada hasta que estén los resultados.

Según explicaron a través de las redes sociales, la mujer tuvo fiebre y se le realizaron los exámenes. “Por lo tanto a partir del 1/6/20 a la espera de dichos resultados la Unidad Fiscal de sede Cañada de Gómez permanecerá cerrada sin atención al público”, anunciaron.

“Disponiendo el Fiscal Regional de la Segunda Circunscripción Dr. Serjal el aislamiento preventivo y trabajo remoto de todos los empleados y Fiscales de dicha unidad hasta tanto y en cuanto se obtengan los resultados de los exámenes en curso”, agregaron.