Ante el aumento desmedido de contagios, el Comité Olímpico Brasileño anunció esta determinación, que busca garantizar que los deportistas sigan entrenándose en el Viejo Continente y sin correr riegos de contraer el Covid-19.

Con 526.447 casos positivos y 29.937 fallecidos, Brasil es uno de los países más afectados en el mundo por la pandemia de coronavirus. Y, ante la falta de medidas de prevención por parte del gobierno de Jair Bolsonaro, el panorama no es alentador. Según el director de emergencias de la Organización Mundial de la Salud, Michael Ryan, el país todavía no llegó a su pico, pese a que detectaron 33.000 contagios en las últimas 48 horas, casi el doble que en Estados Unidos. Así, en este contexto, el Comité Olímpico Brasileño decidió tomar una radical decisión pensando en el futuro de sus atletas.

Este martes publicaron un comunicado en su página oficial en el que anuncian que enviarán 200 deportistas a Europa como una estrategia para que puedan continuar entrenándose de cara a los Juegos Olímpicos del 2021, y sin riesgos de contagiarse el Covid-19.

Tal como explicaron en el comunicado, el envío será de manera escalonada. La intención es comenzar en julio y finalizar en diciembre. Actualmente, en Europa la curva de contagios sigue en descenso y en la mayoría de los países ya se permite el entrenamiento de los deportistas, siempre respetando un protocolo sanitario.

“El COB entiende el momento peculiar que todo el mundo está pasando, con impacto directo en todas las actividades sociales, incluso el deporte. Por eso, cumplimos nuestro papel de mantener el Sistema Olímpico saludable y de ofrecerle a nuestros atletas las mejores condiciones de entrenamiento y desempeño, con la máxima seguridad”, afirmó el presidente de la entidad, Paulo Wanderley Teixeira, citado en el comunicado. El proyecto beneficiará a atletas de diferentes modalidades y será financiado por el COB, que costeará los pasajes, el hospedaje y la alimentación durante los seis meses.

Portugal, uno de los países con más éxito en su estrategia de contención de la pandemia, será el primer país de destino de los atletas brasileños y fue escogido por estar “en un nivel avanzado de enfrentamiento al COVID-19”, explicó el Comité en un comunicado. “Tenemos una estrecha relación con el Comité Olímpico Portugués y ya habíamos iniciado las negociaciones para usar Portugal como lugar de aclimatación para los atletas que disputarán los Juegos Olímpicos de París en 2024”, explicó el director general del COB, el campeón olímpico de judo en Barcelona 92 Rogerio Sampaio.