Se trata de 4023 autos y 612 motos que estaban depositados en estado de disponibilidad. El proceso que culmina en chatarra permite despejar el terreno para su desmalezamiento y limpieza en medio del avance del dengue.

La Municipalidad de Rosario dispuso la compactación de más de 4 mil vehículos que estaban depositados en el corralón municipal. El proceso, que culmina con la unidad convertida en chatarra bajo una serie de normas bioambientales, permite descontaminar el predio y favorecer su limpieza.

El secretario de Gobierno municipal, Gustavo Zignago, confirmó en Cada Día (Radio 2), que se inició hoy la compactación de 4023 motos y 612 autos que están alojados en el depósito municipal de vehículos, ubicado en Presidente Perón al 7600, que son remitidos en la ciudad. La iniciativa permite convertir esas unidades en chatarra para uso industrial y simultáneamente, despejar el predio –con un 95 por ciento de ocupación– para su limpieza teniendo en cuenta la necesidad de desmalezar el lugar en el marco del dengue.

El funcionario explicó que los vehículos compactados están en estado de disponibilidad por lo que está autorizada su compactación. Según precisó, se extrae la batería y el tanque de combustible primero y luego termina en la prensa el resto. El resultado obtenido se vende para uso industrial. “Todo el proceso se efectúa garantizando todas las normas bioambientales”, advirtió.