El gobierno informó que cambiará el método de conteo y a partir del miércoles incluirá en el balance a las víctimas fatales que tenían pendiente el resultado de las pruebas moleculares. Los contagios confirmados aumentaron en 3.527.

El Ministerio de Salud de Chile informó que otras 75 personas murieron por coronavirus y se diagnosticaron otros 3.527 contagios, de los cuales 321 son asintomáticos.

El total de víctimas fatales se elevó este martes a 1.188, según el balance oficial, ante un nuevo récord diario de fallecidos.

El ministro de Salud, Jaime Mañalich, anunció que se decidió cambiar la metodología de conteo de víctimas a partir de mañana: no solo se tomarán en cuenta los fallecidos con un diagnóstico confirmado por PCR y certificado en el registro de defunción, sino también los “PCR pendiente y que no ha sido informado”. El balance de este martes no incluye una correción retroactiva, que estará pendiente de una auditoría, informó Mañalich.

Según aseguró el ministro, la medida va “en línea” con las recomendaciones de la OMS. Además, también cambió el concepto de “recuperado”: no necesariamente se incluirán a los pacientes dados de alta, sino a aquellos que dejan de ser contagiosos (y puede que todavía tengan síntomas), ya que la perspectiva será epidemiológica.

En tanto, el total de casos confirmados se elevó a 108.686, mientras que con la nueva metodología, el número de casos activos se sitúa en 21.325.

Sobre la cuarentena en Santiago, declaró: “Mañana tomaremos decisiones sobre cuarentenas en la región metropolitana (RM) y en otras regiones, para iniciar el viernes a las 22 horas. Vemos números favorables en la RM y que vamos en línea correcta”

No obstante, anunció que por el momento no se implementará recomendación de acortar cuarentena de 14 a 10 días, hasta definir qué es un caso “leve”.

Las restricciones impuestas para atajar la propagación del virus hicieron que la economía se desplomara un 14,1% en abril, la peor caída desde que existen registros, según reportó el lunes el Banco Central. Ese desplome superó las proyecciones del mercado, cuyos cálculos más pesimistas habían anticipado un derrumbe en el cuarto mes del año de hasta 10% sobre igual mes de 2019.

A partir de un incremento de los contagios desde principios de mayo, se reforzaron las restricciones y desde hace más de dos semanas rige la cuarentena total en Santiago, donde viven 7 millones de los 18 millones de habitantes del país y se genera el 45% del PIB chileno.

Por tanto, se espera que el indicador del mes de mayo sea aún peor. De acuerdo al ministro Briones, el retroceso será “muy significativo” debido a que se acentuaron las medidas restrictivas.