Se trata de una constancia única, personal e intransferible para personas inmunes al Covid-19. “Es una vía para beneficiar a más personas de la restricción que padecen todas”, remarcó la referente de la Coalición Cívica.

La Diputada Nacional Lucila Lehmann, junto con el resto del bloque de diputados de la Coalición Cívica- ARI al que pertenece y otros diputados de Juntos por el Cambio, presentaron este lunes un proyecto de ley que tiene como finalidad la creación de un certificado de inmunidad para personas con poco o ningún riesgo de infección de Covid-19.
Existen evidencias científicas y antecedentes a nivel global de estudios serológicos que permiten identificar las poblaciones inmunes al COVID-19 y que, al mismo tiempo, no tienen capacidad de contagiar a otras personas.

Hoy esta evidencia es tan contundente en ese sentido, que se está pidiendo a los ciudadanos que hayan padecido la enfermedad y se hayan curado, que donen suero o plasma para poder ayudar con sus anticuerpos a quienes están padeciendo la enfermedad. “Si puedo donar anticuerpos. ¿Cómo entonces no van a poder circular para realizar tareas básicas y necesarias?”, cuestionó la Diputada.

“Frente a la situación económica imperante en nuestro país, con agobiantes restricciones sin miras de finalización, a la espera de una vacuna contra el virus COVID-19 y existiendo herramientas que permiten relajar el confinamiento, es que proponemos este régimen de licencias sanitarias de inmunidad para evitar mayores daños económicos y sociales, sin poner en juego la salud pública de los argentinos. Es una vía para beneficiar a más personas de la restricción que padecen todas”, destacó.

“Los beneficios son superiores a las desventajas desde todos los puntos de vista, atento que estos “licenciados” podrán trabajar desacelerando la caída de la economía, ser admitidos en las instituciones sanitarias y geriátricos, colaborando de esta manera con la población más vulnerable sin ponerse ni ponerlos en riesgo (“yo te cuido, vos me cuidas”)”, completó Lehmann.