El ministro remarcó que “se calcula que el costo de las PPP eran de más de u$s 10.000 millones”.

El ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, aseguró que la modalidad PPP para la realización de obras es un sistema “ruinoso”, que estaba “al servicio del sector financiero” y remarcó que estaba pensando “para llenarle los bolsillos a los bancos y vaciar las cuentas del Estado”.

En diálogo con La 990, el funcionario se refirió a la decisión de su cartera de poner en marcha el proceso para la rescisión de los seis contratos de obras de corredores viales que habían sido adjudicados bajo la cuestionada modalidad PPP (Participación Público-Privado) en julio de 2018 por el gobierno de Mauricio Macri.

“Los contratos de PPP fueron anunciados por el Gobierno anterior en el marco del plan más importante de los últimos 65 años y suponían la realización de obra pública y la concesión de las autopistas por parte de empresas que se comprometían a aportar el financiamiento para el desarrollo de esas obras. El financiamiento nunca llegó y las obras no se hicieron”, explicó Katodopis.