Un nuevo foco de fuego sorprendió esta tarde al grupo de peritos que investiga las causas de la mortal explosión en una perfumería ubicada en el barrio de Villa Crespo . En esta ocasión no alcanzó el nivel de violencia del evento que provocó ayer la muerte de dos bomberos de la ciudad y heridas a otros seis, pero fue suficientemente potente como para causar nuevamente alarma en calle Corrientes al 5200.

En el lugar trabajaban peritos del Cuerpo de Bomberos de la Policía Federal, convocados por la fiscal Verónica Andrade para llevar adelante la pesquisa sobre el incendio en la perfumería, que costó la vida de los bomberos porteños. El nuevo suceso ocurrió poco antes de las 18, cuando personal de Siniestros de la PFA realizaba labores en el subsuelo donde se había originado el estallido de ayer.

Según explicaron fuentes de la investigación, se desarrollaba un proceso de corte de una viga cuando se produjo un estallido, considerado pequeño por los expertos que trabajaban en el lugar, aunque tras ese suceso se inició otro foco ígneo, que fue controlado. Las llamas llegaron a alcanzar el metro de altura.

“Hubo un pequeño reinicio del fuego durante el proceso del peritaje. Pudo ser una amoladora o algo que influyó para que se reactive. El gas está cortado, tampoco hay suministro de energía por precaución”, sostuvo Néstor Nicolás, subsecretario de Emergencias porteño en declaraciones a TN.

“Hubo un pequeño reinicio del fuego durante el proceso del peritaje. Pudo ser una amoladora o algo que influyó para que se reactive”.

“El gas está cortado, tampoco hay suministro de energía por precaución”.

El fuego inició en el primer subsuelo, y fue atacado con una línea de agua con el fin de sofocarlo. Personal de Pericias se encuentra realizando mediciones y, por otro lado, se solicitó a personal de Metrogas para trabajar en el lugar y determinar si hay pérdidas.

“Personal de investigación técnica de la Policía Federal estaba removiendo el lugar y utilizando elementos de corte cuando se produjo un reinicio de fuego sobre el material. Este proceso fue atacado rápidamente por personal de bomberos que se encuentra de forma preventiva hasta que termine el trabajo del personal. Esto es propio de los materiales que se encuentran, que provocaron el reinicio del foco en un sector reducido”, aseguró Diego Coria, comandante de la Estación VI de Bomberos, la unidad a la que pertenecían los fallecidos bomberos Ariel Vázquez y Maximiliano Firma Paz.