Los encuentros deberán circunscribirse a un radio no demasiado lejano respecto del lugar de residencia. Podría tratarse de 20 ó 30 kilómetros, pero el tema no está definido aún. Serán al mediodía. La provincia e intendentes ultiman detalles. También, sobre la habilitación de actividades deportivas.

Aunque restan muchos detalles por definir aún, la provincia decidió establecer la “cercanía” como un condicionante o criterio para las reuniones familiares que, si bien fueron avaladas ya por el gobierno nacional, todavía no fueron refrendadas en el correspondiente decreto de Omar Perotti. La idea se fue madurando en el marco de una videoconferencia que este miércoles mantuvo el mandatario con intendentes y presidentes comunales de la provincia. Allí se discutieron esencialmente dos aspectos: la autorización de reuniones familiares y la habilitación de instalaciones para la realización de actividad física.

Sobre el primer aspecto, se convino respetar las pautas generales que estableció Nación. Esto es, programar los encuentros familiares de hasta diez personas, sólo los fines de semanas y feriados, y con los elementos de protección recomendados como el tapaboca. Santa Fe estipulará que dichas reuniones sean al mediodía, y para evitar que se promueva una circulación desmedida por todo el territorio, se incorporará el “criterio de cercanía”. Esta limitante implicará que el desplazamiento deberá ser en un radio próximo al lugar de residencia. Según dijo a El Litoral el ministro de Gestión, Rubén Michlig, el “tope” de kilómetros no está definido aún, pero podría oscilar entre los veinte o treinta kilómetros. Con esta variable se piensa, esencialmente, en un movimiento entre las localidades que constituyen los dos grandes conglomerados de la provincia: el Gran Santa Fe y el Gran Rosario.

Deportes

La autorización de actividades deportivas es más opinable y discutida. El decreto nacional alude de manera amplia a la “habilitación de instalaciones para actividades deportivas”. Al respecto, Perotti advirtió que “no podemos ser restrictivos en la enumeración de las actividades por la particularidad y por la extensión; hay más de 50 actividades deportivas que han solicitado volver a los entrenamientos o a sus prácticas en las distintas instituciones deportivas”, alertó. En función de ello, sostuvo que la intención es “comenzar por aquellas donde se pueda controlar y no haya contacto físico”.

De hecho, según precisó Michlig, se apunta a la actividad deportiva -que en principio también incluiría gimnasios- pero considerada como “entrenamiento y no juego”. Por ello se insiste en que no podrán habilitarse actividades grupales. La intención del gobierno es autorizar las prácticas individuales, pero sólo de lunes a viernes, para no superponerlas con las caminatas.

Los pormenores serán terminados de definir en conversaciones que mantendrá este jueves la provincia con los intendentes de Santa Fe y Rosario, y con la mirada atenta de Ministerio de Salud.