La secretaria de Salud de la Provincia, Sonia Martorano, junto a la directora del Hospital Provincial de Rosario, Teresita Ghio, recorrieron este jueves las nuevas instalaciones reconvertidas de ese nosocomio, que posee la capacidad de atender pacientes críticos con o sin coronavirus.

La secretaria de Salud de la provincia, Sonia Martorano, junto a la directora del Hospital Provincial de Rosario, Teresita Ghio, recorrieron este jueves las nuevas instalaciones reconvertidas de ese nosocomio, que posee la capacidad de atender pacientes críticos con o sin Coronavirus (Covid-19), a partir de la disposición de dos terapias intensivas aisladas entre sí.

“El objetivo es mejorar todo el sistema de salud, no sólo en camas críticas, sino con toda la tecnología que haga falta. Así como estuvimos viendo en estos días en depósitos y en stock, todos los elementos de protección personal que tanto nos interesaban para la bioseguridad del equipo de salud, también estamos visitando cómo han quedado las instalaciones, la nueva unidad coronaria y la terapia pediátrica”, señaló Martorano tras recorrer el lugar.

Con los cambios, el área de coronaria pasó a ser terapia intensiva no Covid, y la, hasta ahora, terapia intensiva servirá para tratar a pacientes críticos con Coronavirus.

“En estas áreas se han sumado muchas camas críticas completas con bomba de infusión, respiradores nuevos y monitores multiparamétricos. Esto es un gran aporte que va a quedar en el Hospital Provincial de Rosario -una institución señera con 180 años de existencia-, para después del Covid, reforzando el sistema de salud”, explicó la secretaria de Salud.

Por su parte, Ghio precisó que “cada sector tiene su protocolo de trabajo que fue confeccionado con el Comité de Infecciones. Entonces hay distintos protocolos en diferentes lugares. Queremos recalcar que además de la atención Covid, estamos recibiendo otros pacientes no Covid con infartos, accidentes cardiovasculares, o insuficiencia renal. Esta es una zona que está habilitada para pacientes que no estén afectados con Covid pero que tengamos que darle respuesta”.

Además, el hospital sumó en la terapia pediátrica dos filtros HEPA en la unidad de terapia intensiva pediátrica, y se modificó la recepción y atención de personas, a quienes se las clasifica de acuerdo a la necesidad y urgencia de atención antes de ingresar al lugar.