La profesional acompañaba a una mujer embarazada. Confirman que atendió al primer caso de Covid-19 en Villa Ocampo y aseguran que en el Iturraspe tuvo contactos “mínimos” y cumplió con las medidas de seguridad y los equipos de protección.

Este jueves por la tarde se activó el protocolo de cuidado en el hospital Iturraspe de la ciudad de Santa Fe luego de conocerse que una médica que llegó del norte provincial era positivo Covid-19. La profesional vino para acompañar a una mujer con un embarazo de riesgo.

Por lo que pudo averiguar El Litoral, el hisopado a la profesional se hizo en Reconquista, antes de subir a la ambulancia y los resultados se conocieron recién en el viaje de retorno. Desde el Iturraspe aseguraron que la paciente es totalmente asintomática con respecto a coronavirus, tiene solamente o por el momento la patología obstétrica .

En este sentido, el Dr. Francisco Villano explicó: “Según me informan desde el ministerio ella fue una profesional que atendió el primer caso del paciente con coronavirus de Villa Ocampo, ese era el contacto que había tenido la profesional”.

Sobre los contactos que pudo mantener la profesional, Villano aclaró: “Fue un ingreso rápido; en este caso el paciente tiene que estar acompañado por el médico que lo traslada; pero en este caso puntual como ya era una cuestión obstétrica puntual que se sabía el motivo por el que venía la paciente, el ingreso fue directo, entonces tuvo un mínimo contacto con personal del hospital. La médica está totalmente asintomática, utilizó los equipos de protección, como la máscara, el barbijo, etc”.

“Seguir el hilo”

Al mismo tiempo, Villano explicó que “la paciente tuvo contacto con profesionales para dejar la derivación, tenemos que seguir un hilo. Es el trabajo que nos lleva hoy para ver con qué personas tuvo un contacto directo la profesional pero en principio lo que se hizo es aislarla y hacer el hisopado que corresponde. En realidad es un contacto estrecho no es un caso sospechoso la paciente porque no necesariamente se puede infectar si la médica vino con el equipo de protección que corresponde en esta situación”.

Por último, Villano señaló que no se atendió en Reconquista porque “es un embarazo menor de treinta y dos semanas con riesgo de parto prematuro que seguramente nace un niño muy pequeño de ochocientos gramos seiscientos gramos y realmente eso es la situación. Debe ser embarazo derivado una neo de alta complejidad que está preparada para recibirlo,no hay otro lugar en el centro norte de la provincia que tenga esa complejidad para soportar un niño tan pequeño si llega a suceder en el parto”.