El intendente de Reconquista, Enrique Vallejos, dispuso “retroceder en el estado de flexibilización del aislamiento social, preventivo y obligatorio” debido al caso positivo de Covid-19 detectado en esa ciudad.

“De manera consensuada con el Gobierno de la Provincia de Santa Fe, el área de Salud, el Centro Industrial y Comercial, todos los bloques políticos del Concejo Municipal y autoridades de la ciudad de Avellaneda, se determinó el cierre total, por siete días, de todos los establecimientos desde las cero hora del sábado 6 de junio, debiendo todos los ciudadanos permanecer en sus hogares”, explicó en un comunicado.

Esta medida “busca reducir las posibilidades de contagio al mínimo y será evaluada periódicamente, en función de los resultados que se obtengan”, afirmó Vallejos.

“Hoy, ante la presencia latente del riego, debemos cuidarnos entre todos con solidaridad y responsabilidad, extremando las medidas de aislamiento, higiene y de distanciamiento social”, concluyó el intendente reconquistense.