23.6 C
Santa Fe
viernes 3 de diciembre de 2021

Saglione explicó por qué el informe de AGN le da la razón al Frente

Foto: Archivo

Te puede interesar

Dijo que el “rojo” de las cuentas públicas que heredó la actual gestión equivale a un 2,5 % del presupuesto, que la deuda flotante -exigible- no supera los 4.500 millones y la consolidada posiciona muy bien a Santa Fe. Y que cuando asumieron había casi 4.600 millones disponibles para pagar jubilaciones adeudadas.

El ex ministro de Economía de la provincia, Gonzalo Saglione, sostuvo que el informe de la Auditoría General de la Nación sobre las cuentas de la provincia hasta el 30 de noviembre de 2019 (previo al cambio de gobierno), “viene a ratificar lo que siempre hemos dicho y proyectado antes de terminar el mandato, y que quedó corroborado después: el déficit a esa fecha era de 8.199 millones de pesos, el 2,5 % del presupuesto ejecutado durante ese año”.

“Desde el gobierno -entonces electo y ahora en ejercicio- siempre se habló de una cifra de 20 mil millones, la auditoria ratifica lo que siempre hemos dicho, que está muy lejos de eso”, dijo el ex funcionario.

Saglione abordó a continuación, en diálogo con este diario, los ítems más polémicos que componen el informe. “Sobre la deuda flotante, en enero el gobierno habló de 27 mil millones. Nosotros siempre focalizamos en la deuda flotante exigible, la real, la que demanda efectivamente recursos para poder ser cancelada, que son los montos que están pendientes de pago a proveedores y contratistas. Nosotros hablábamos de 4.500 millones, el informe habla de 4.401 millones, a lo cual le agrega la deuda con municipios y comunas, por 487 millones. Esa es la deuda donde hay alguien esperando cobrar: proveedores, contratistas y municipios y comunas”.

En ese punto, Saglione explicó “cómo llegamos a los casi 14.800 del total de deuda flotante. Ahí aparecen otros conceptos que merecen ser explicados, porque si no se puede pensar que realmente hay una deuda real pendiente de cancelación, y no es así.

“Vamos por partes: el informe habla de casi 2022 millones en concepto de sueldos y aportes. Pero los sueldos al 10 de diciembre ya estaban pagos; lo que faltaba son lo que llamamos terceros en la administración financiera. Son los aportes. El grueso de esos aportes son al Iapos y a la Caja de Jubilaciones. Cuando uno hace la liquidación de los sueldos, retiene un porcentaje de esos sueldos a cada trabajador, que luego son transferidos a esos organismos, junto con las contribuciones que hace el propio Estado. Esos 2022 millones de pesos aparecen como deuda del Tesoro, a favor del propio gobierno provincial, de su Caja de Jubilaciones y de Iapos. Entonces, financieramente es neutro, porque sale de una cuenta del gobierno de la provincia y entra a otra. Con lo cual se registra como deuda flotante del Tesoro, pero no significa que haya una deuda financiera para con un tercero”, precisó.

Otros items

El ex ministro consignó que, también, dentro de los casi 14.800 millones de deuda flotante, se informa sobre 3.596 en concepto de jubilaciones. “Eso es así, corresponde a las jubilaciones de montos más elevados, que por cronograma de pagos estaba proyectado para ser cancelado, y así fue, entre el 13 y el 16 de diciembre. Más o menos, como todos los meses. Quizás se corrió un par de días, justamente para darle tiempo al nuevo gobierno. Ahora bien, a esos 3.596 millones de pesos, efectivamente había que pagarlos con posterioridad a la asunción del nuevo gobierno, pero estaban disponibles los fondos en la cuenta bancaria para hacerlo. Y eso consta en el informe de Auditoria. El informe consigna que, al 10 de diciembre, en caja, en cuentas bancarias a favor del gobierno de la provincia, había 4.593 millones de pesos. Es decir, quedaban jubilaciones por pagar, de acuerdo al cronograma habitual, pero estaban todos los fondos disponibles, incluso en exceso. Y de hecho, eso fue lo que pasó: pagaron las jubilaciones sin ningún tipo de inconveniente. Pero de que tenía ese dinero disponible, el gobierno no habla.

“Y por último aparece como deuda flotante un monto de 1615 millones de pesos de Lotería de Santa Fe, que tiene que ver con la propia lógica de funcionamiento del organismo, con los premios a pagar. Lotería no puede pagar todos los premios sin pasar por todo el tamiz que las normas establecen con respecto a las verificaciones. Ahí no hay una acumulación financiera de deuda por incapacidad de pago, sino por imposibilidad administrativa o jurídica. Con lo cual no hay una deuda real, no hay una deuda exigible”, remarcó.

 

Foto: El Litoral

La deuda real

 

Saglione puso de resalto que, sobre la base de estas precisiones, “cuando vamos a la deuda que realmente es relevante, a la que nunca hemos desconocido, que tiene que ver con proveedores y contratistas, el informe de Auditoría viene a ratificar esos números. La deuda real, con proveedores y contratistas que están esperando cobrar, es de 4.400 millones de pesos. Lo demás son cuestiones internas de la administración. Es decir, la deuda existe, pero de ninguna manera supone una dificultad para el manejo de la provincia. En la anterior transición de gobierno, en 2007, la deuda flotante representaba un porcentaje más alto del presupuesto anual”.

“El otro concepto es la deuda consolidada, a largo plazo. De la cual tampoco habla mucho el gobierno, porque pone a Santa Fe en una posición de privilegio. La deuda de Santa Fe de largo plazo, con organismos internacionales y a través de la emisión de títulos públicos, representa porcentajes irrelevantes del presupuesto anual y el PBG (producto bruto geográfico) de la provincia”, añadió el economista.

“Y otro elemento que me parece importante agregar es lo que llaman la deuda con el FUCO. Es como decir que el gobierno de Santa Fe le debe al gobierno de la provincia de Santa Fe. El gobierno es simultáneamente deudor y acreedor, entonces, en términos financieros, es absolutamente neutro. Es un simple ejercicio contable,aunque se diga otra cosa”, subrayó.

Como último dato a tomar en cuenta, Saglione hizo notar que la AGN “ratifica que el gobierno saliente dio cumplimiento a la ley de Responsabilidad Fiscal, en cuanto a lo que podía y lo que no podía hacer. El informe dice claramente que se cumplió con las reglas de fin de mandato, y no ví que el actual gobierno haya informado de eso”.

“El informe de la AGN describe la situación de una gestión responsable y transparente que dejó una provincia en marcha, con fuerte inversión pública en un país que atravesaba una grave crisis económica, con estancamiento, inflación y caída del empleo”. Miguel Lifschitz, ex gobernador de la provincia.

[comentarios]

Últimas noticias