Así lo dispuso el Gobernador, Gerardo Morales, luego de que se detectara que uno de los conductores que entró al país estaba infectado.

El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, suspendió este lunes el ingreso a la provincia de camioneros brasileros y paraguayos luego de reportarse un nuevo caso de coronavirus de un transportista extranjero.

Durante la tarde de ese día, el Comité Operativo de Emergencia (COE) reportó un nuevo caso positivo de COVID-19 a nivel local que resultó ser un conductor proveniente de Brasil, que está internado en el Hospital San Roque de la capital jujeña.

“Yo di la orden de que paremos el tránsito de los camiones brasileros y paraguayos”, sostuvo Morales, aunque reconoció que esta decisión “va a generar un conflicto internacional porque hay convenios internacionales que nos obligan a garantizar el transito”.

En ese marco, señaló que se comunicó con el canciller Felipe Solá, para justificar la medida en base a que las autoridades sanitarias de esta provincia no pueden “atender casos de coronavirus de Brasil”: entre otras cosas, se realizó un análisis epidemiológico de la enfermedad en países limítrofes.

“Nosotros no los dejamos pasar hasta tanto no haya un protocolo internacional que mínimamente les obligue a tener antes de entrar al país un análisis de PCR”, enfatizó el gobernador jujeño.

En este sentido, Morales agregó que su administración no está “en condiciones de atender a extranjeros” y adelantó que si se complica la situación de los transportistas “se les cobrará las atenciones de salud”.

El camionero brasilero de 59 años presentó síntomas con una temperatura de 39 grados cuando se encontraba en el Paso de Jama, donde se activó el protocolo para casos sospechosos de COVID-19, y fue trasladado al hospital San Roque de la capital jujeña.

A esta situación se suma un caso sospechoso de otro camionero de la misma nacionalidad, al cual se le practicaron los estudios pertinentes para determinar si es positivo de coronavirus, informaron fuentes locales.

Gerardo Morales, gobernador de Jujuy.
Gerardo Morales, gobernador de Jujuy.
“Paralizamos el tránsito de vehículos de carga brasileños y paraguayos. Elevé pedido a Cancillería para que se establezca un protocolo que mínimamente exija a cada transportista extranjero un Test PCR dentro de las 24 horas anteriores a ingresar a la Argentina”, confirmó el mandatario provincial en su cuenta de Twitter.

En Jujuy, desde que se declaró la pandemia, se registraron ocho casos de coronavirus de los cuales seis fueron recuperados y dos permanecen internados en recuperación en un centro de salud de la capital provincial.

Recientemente, el gobernador anunció que este distrito será el primero del país en autorizar el regreso a las clases presenciales, las cales están previstas retomar a partir del próximo 15 de junio, luego de más de 70 días desde la suspensión del ciclo lectivo.

La primera etapa privilegiará los alumnos de zonas rurales, una disposición similar a la que tomó Uruguay. En principio, será para los establecimientos con albergue, donde los chicos pasan la noche. Tanto en primaria como en secundaria, que en general tienen apenas un puñado de alumnos, será 20 días presenciales y luego 10 días remotos. Según cifras oficiales, la fase alcanzará a 2.393 estudiantes, 970 docentes y 493 no docentes.

En el marco de esta flexibilización fuerte de la cuarentena, la provincia fue, además, una de las primeras en habilitar la actividad de bares y restaurantes y la única en activar un protocolo para reactivar el turismo local.

Se trata de un programa especial que se basa en permitirles a los locales visitar las cuatro regiones jujeñas, siempre con el estricto cumplimiento de los protocolos sanitarios para movilizarse de un lugar a otro.

Los bares y restaurantes, en tanto, funcionan bajo un estricto protocolo sanitario y, al igual que los shoppings y galerías, volvieron a atender al público en los establecimientos, pero con limitaciones de días y horarios.