Un Volkswagen Vento blanco se prendió fuego, aparentemente de manera intencional. Creen que fue el mismo coche usado para emboscar y matar a un muchacho el domingo pasado.

Este lunes por la noche, una familia de zona sur terminó el día con un tremendo susto. Un auto estacionado frente a su casa se prendió fuego justo en la puerta. Las llamas llegaban a la copa del árbol que da a la ventana de una habitación y tardaron en poder salir. El coche fue vinculado al crimen del domingo pasadocuando un joven de 23 años fue emboscado y acribillado en Ovidio Lagos al 3900.

Alicia, la dueña de casa, contó a El Tres el terror que sufrió con su familia este lunes por la noche. Cerca de las 20.45 comenzaron a escuchar explosiones y pronto los vecinos le avisaron que un  auto ardía frente a su puerta; esto es, en Sarmiento y Anchorena.

Las llamas casi prendieron fuego un árbol cuya copa da a la ventana del dormitorio de Alicia en el primer piso. Ella vive con su marido e hijos, entre ellos una joven que está embarazada y una nena ciega.

Aterrados, intentaron salir de la vivienda pero el auto estaba ubicado justo frente a la puerta y no paraba de emitir pequeñas explosiones. “Casi se me incendia la casa”, recordó Alicia.

Una versión vincula el auto, un Volkswagen Vento color blanco que no tenía patente, con el homicidio de Brian el domingo pasado, en Ovidio Lagos al 3900 donde fue sorprendido adentro de un Renault Megane y ejecutado de al menos 15 balazos.

Según las primeras informaciones, los disparos salieron de un coche de color blanco que sería el mismo Vento que este lunes por la noche ardió frente a la casa de Alicia.