Se trata del primer envío en llegar a la ciudad con piezas fundamentales del sistema de ALS que se instalará en la aeroestación para mejorar la operatividad.

Las autoridades del Aeropuerto Internacional Rosario (AIR) recibieron hoy el primer contenedor, proveniente de Génova (Italia), con piezas fundamentales para la instalación del Sistema de Ayudas Visuales (ALS) que mejorará la operatividad en los días de niebla.

La compra fue ejecutada en el marco de la Licitación Pública N°5/19 cuyo monto de adjudicación fue de U$S 2.120.102,07 por la compra e instalación del sistema de ayuda visuales ALSF FULL, la cual tendrá un impacto significativo para Rosario y la región porque permitirá mejorar los mínimos de visibilidad y efectuar un mayor número de operaciones en condiciones meteorológicas desfavorables (niebla).
El presidente del directorio del Aeropuerto Internacional Rosario (AIR), Eduardo Romagnoli, encabezó la recepción del material. “Por un lado esto nos posiciona como uno de los pocos aeropuertos del país en contar con esta tecnología, y por otro, en medio de la pandemia por Covid-19 pudimos monitorear los plazos de entrega y coordinar el envío”, recalcó el directivo.

Romagnoli también destacó que el arribo de este primer cargamento es el resultado del trabajo conjunto de muchas personas, actores y organismos; todos comprometidos con el desarrollo de la aviación en nuestra provincia. “Es la primera vez que el AIR es habilitado por la AFIP para actuar en nombre propio en la adquisición de los equipamientos en el exterior libre de gravámenes en el marco de la Ley Nacional N°19.107”.

El Sistema de Luces de Aproximación Full ALSF (en inglés Approach Lighting System Full) se instalará en el extremo norte de pista y se utilizará en las aproximaciones de vuelos por instrumental brindando un entorno visual al piloto para alinear la aeronave sobre la senda de planeo y el eje de pista.

Actualmente, en el aeropuerto se requieren un mínimo de 1.200 metros de visibilidad para efectuar aterrizajes mientras que para los despegues son necesarios 800 metros. La incorporación de esta secuencia lumínica sumado al nuevo instrumental AWOS, proporcionado oportunamente por EANA, reducirán los mínimos de visibilidad necesarios para operar los días de niebla, mejorando un 50% las operaciones aeronáuticas afectadas por este fenómeno meteorológico.

“Rosario hará un importante aporte al Sistema Nacional de Aeropuertos al afianzarnos como aeropuerto alternativo de otras terminales que sean perjudicadas por malas condiciones meteorológicas además de atender los requerimientos de la propia actividad del AIR”, indicó el funcionario.

Por último, Romagnoli también informó que el primer contenedor (cuyo valor asciende a $230.000 dólares) se recibió en el depósito fiscal del aeropuerto, y el equipo de comercio exterior de AIR se encuentra trabajando en la oficialización del despacho aduanero. Por su parte, el segundo envío arribará en el mes de agosto complementando el resto de las piezas del sistema.