Se trata de Santiago Fernández Saénz, de 42 años, que no pudo respaldar con documentación por qué trasladaba esa suma desde la ciudad de Rosario a Buenos Aires. Fue detenido por la Policía Bonaerense.

Un empresario y DJ porteño fue detenido e involucrado en una causa por lavado de dinero al ser descubierto en un control policial en la Ruta 9 con la suma de casi 300 mil dólares en efectivo que no pudo justificar.

Santiago Fernández Sáenz, de 42 años, con domicilio en un barrio privado de la localidad de Benavídez, es disc-jockey y organizador de eventos corporativos, vinculado a la compañía Berlin Sound & Lights que ofrece, según ellos mismos publicitan, “servicios de sonido, pantallas, iluminación y producción técnica” para empresas, agencias y otros DJs.

También integra junto a un familiar la empresa Fernández Sáenz DJs que en sus redes sociales comparte fotos de los exclusivos eventos y fiestas de casamiento que musicalizan, incluso algunas junto a figuras como el jugador de futbol Ezequiel “Pocho” Lavezzi o el conductor de televisión “Andy” Kusnetzoff.

En el kilómetro 237 de la Ruta 9, Fernández Saénz fue detenido en su vehículo BMW por el personal del Destacamento Vial de la ciudad de San Nicolás de los Arroyos, al norte de la provincia de Buenos Aires, para un control vehícular de la Policía Bonaerense.

En ese momento, según informaron fuentes policiales, el empresario manifestó a los efectivos en el control, en evidente estado de nerviosismo, que trasladaba en su auto esa suma millonaria desde la ciudad de Rosario a Buenos Aires.

Al no poder justificar la procedencia y destino de ese dinero, Fernández Saénz fue detenido por el personal policial, que también secuestró el vehículo y los 290 mil dólares. El empresario quedó además incomunicado e involucrado en una causa por lavado de activos que quedó en manos del Juzgado Federal N°2 de San Nicolás, a cargo del juez Carlos Villafuerte Ruzo y el fiscal Matías di Lello, que buscarán determinar el origen del dinero.

“Con ese número, calculo que blanco no va a ser”, dice un investigador.