Este jueves por la mañana, se realizaron dos audiencias en el Ministerio de Trabajo provincial por el conflicto que se viene registrando con los servicios de transporte urbano e interurbano.

Como resultado, los colectivos que transitan por la ciudad continuarán funcionando con normalidad, a pesar de que los choferes solo cobraron la mitad del sueldo. Juan Manuel Pusineri, secretario de Trabajo provincial, explicó que a pesar de que las empresas no han percibido aún los subsidios nacionales, “han adelantado el 50% del salario, con lo cual el servicio se prestará regularmente, al menos hasta el jueves próximo cuando se celebre una nueva audiencia acordada”.

En el caso del servicio interurbano, el conflicto es más complejo. “En general, son empresas que no están trabajando, con lo cual no tienen ningún ingreso del pasaje, y dependen exclusivamente de los subsidios”, tanto nacionales como provinciales, aclaró el funcionario. Por esto, no se llegó a un acuerdo en la audiencia de este jueves, y se pasó a un cuarto intermedio hasta el viernes.

Desde UTA, Osvaldo Agrafogo dijo que “nos vamos con las manos vacías para el interurbano y quedamos pendientes de definiciones en Buenos Aires, para ver si se destraban subsidios y ATP”.