Luego de seis semanas en baja, los contagiados volvieron a subir, aunque sólo 3 más que la semana pasada.

El Ministerio de Salud de Santa Fe informó este jueves que los casos de dengue en la provincia ascienden a 5.005. Se trata de un incremento de 138 pacientes en comparación al reporte emitido hace siete días.

Luego de seis semanas en baja, los contagiados volvieron a subir, aunque sólo 3 más que la semana pasada en la que reportaron 135. “Es normal, dentro del esperado sobre todo donde tenemos un mayo y un junio con temperaturas realmente agradables”, manifestó la directora de Epidemiología, Carolina Cudós.

“Esto significa que tenemos que seguir trabajando en la prevención del dengue, que si bien los casos están disminuyendo y ahora en el invierno vamos a dejar de tener nuevos que es muy importante evitar todos los recipientes que puedan acumular agua donde pueden haber quedado huevos”, explicó la funcionaria en conferencia de prensa.

El reporte con los números de la epidemia no informó nuevos fallecidos. Por ende, las víctimas fatales se mantienen en 3.

La mayoría de los casos detectados fueron calificados como autóctonos, ya que los pacientes no manifestaron antecedente de viaje.  “Todos los pacientes de esta semana han tenido muy buena evolución”, aclaró Cudós.