Un grupo de personas violó la cuarentena para comer un asado en Potrerillos y provocó un incendio. Los involucrados no tuvieron en cuenta ni siquiera el alerta por viento Zonda que regía desde ayer en Mendoza.

No solo pasaron por alto las restricciones del aislamiento sino que además ignoraron por completo la ley Provincial 6099 de prevención y lucha contra incendios y el Código de Contravenciones de la Provincia de Mendoza que prohíbe encender fuego en zonas urbanas o rurales.

“Fue en Potrerillos, donde se hace el desvío a Vallecitos. Ha sido gente que estaba comiendo un asado y el viento arrastró las cenizas y empezó el incendio”, explicó a Los Andes el director de Defensa Civil Daniel Burrieza.

“Estuvo cerca de unas cabañas pero no hubo daño. Trabajaron bomberos de Luján de Cuyo y personal de la municipalidad de Luján”, explicó y aseguró que los vecinos también participaron en la sofocación del fuego.

“Pese a que al desaprensivo accionar de las personas que encendieron el fuego, para fue una gran satisfacción ver la reacción de los pobladores ante el incendio ya que después del incendio grande hicieron una serie de charlas donde hicieron hincapié en la autoprotección”, dijo.

Por el momento los “asadores” no han sido identificados y sus identidades son objeto de investigación.