Tal como sucedió la semana pasada, la ciudadanía de Avellaneda, en el norte de la provincia, se movilizará para expresar su rechazo a la decisión del gobierno de intervenir la empresa Vicentin, y avanzar con la expropiación de la misma.

Hasta el momento se desconoce en qué momento se enviará el proyecto de expropiación al Congreso de la Nación, en medio de un clima de tensión por el alto rechazo que la medida que impulsa Alberto Fernández tiene por parte de los sectores de la cadena agroindustrial.

Si bien tras la reunión en Olivos entre el Presidente y el CEO de Vicentin, surgió la posibilidad de presentar “alternativas superadoras” a la expropiación, como aseguró el gobernador Omar Perotti, al día siguiente de dicho encuentro el propio Fernández salió a decir que la expropiación era “el único modo de recuperar a la empresa”, a pesar que está muy complicado para el oficialismo conseguir los votos, especialmente en la Cámara de Diputados de la Nación, para aprobar la propuesta del gobierno.

Es por eso que en los últimos días se intensificaron las negociaciones para llegar a un acuerdo de conformar una empresa mixta, que involucre a varios actores del movimiento cooperativo y también de las pymes agropecuarias de Santa Fe.

El propio ministro de Agricultura, Luis Basterra, confirmó que existieron conversaciones para lograr conformar una empresa mixta, con varios actores participando de la misma y con YPF Agro. Por otro lado, aseguró que no estaba al tanto del anuncio del presidente sobre la expropiación de la empresa, aunque dijo haber formado parte de una instancia de diálogo donde se analizó la posibilidad del rescate de Vicentin.

“Los que trabajamos la tierra no le damos tanta vuelta, acá hay una medida que es rescatar la empresa y que el Estado Nacional sea actor partícipe. Esa parte, estuvimos involucrados, la conversamos, la conveniencia, la oportunidad, me buscaron, transmití. El instrumento y la oportunidad, no. No podemos hacer una asamblea universitaria para que se decida”, aseguró Basterra en declaraciones radiales.

Es cada vez más visible que en el oficialismo los que promueven la expropiación de Vicentin son los sectores vinculados al kirchnerismo, y que hay otros actores del gobierno que buscan presentar a Alberto Fernández una “alternativa superadora”, con el aval del gobierno de Santa Fe y de representantes del sector privado, con el convencimiento de que es muy complicado que el Congreso de la Nación avale la expropiación como se está planteando desde la semana pasada.

Movilización

Con este panorama de elevada incertidumbre, este martes a las 8hs, en Avellaneda, la comunidad se concentrará en la Calle 14 y Av. San Martín, para decir “No a la intervención y expropiación de nuestras empresas”. Se realizará un “bocinazo” desde la sede central de Vicentin hasta el Juzgado donde se tramita la convocatoria de acreedores de la empresa. La consigna de la movilización será: “Defendamos lo nuestro, Defendamos la República”.

Horas después del anuncio realizado por Alberto Fernández hace una semana atrás, la población de Avellaneda salió a las calles a manifestar su descontento con la medida. “No estamos de acuerdo en expropiar la propiedad privada. El país se ha desarrollado en base a empresas como Vicentin, y es nuestro recurso humano que ha hecho grande a la región, y nosotros tenemos que defenderlo más allá que podamos opinar igual o no en algunas cuestiones”, manifestó en ese momento el intendente de Avellaneda, Dionisio Scarpín.

Por su parte, los integrantes de la Sociedad Rural de Reconquista, en un comunicado de prensa, expresaron: “No vinieron por Vicentin, no vinieron para proteger la producción. Vinieron por nosotros, vinieron por la democracia. Hoy nuestra bandera a media asta simboliza la tristeza ante el entierro de los valores republicanos. Hemos advertido sobre el uso del odio, y lamentablemente tuvimos razón. No juzgamos conductas empresariales, para ellos está la justicia. Desde el punto de vista ético juzgamos lo ilícito del accionar de un Poder que se atribuye la suma del poder público. Una Nación que respete su Constitución Nacional es una República. Avasallar la constitución es nuestra desintegración como Nación”.