El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, confirmó que la edición 2020 del Grand Slam se llevará a cabo en sus fechas habituales. Será a puertas cerradas y con “precauciones extraordinarias”.

Si bien la queja de los principales protagonistas del tenis se hizo oír, la organización del US Open continuó en pie con la intención de celebrar la edición 2020 en sus fechas originales. Este martes, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, oficializó en sus redes sociales que el torneo “se llevará a cabo en Queens, sin espectadores, del 31 de agosto al 13 de septiembre”.

Sí, el Grand Slam de Estados Unidos se mantendrá en el calendario del tenis pese a la negativa de varios tenistas por temor al contagio por el coronavirus. “La USTA tomará precauciones extraordinarias para proteger a los jugadores y al personal. Incluidas las pruebas rigurosas, limpieza adicional, espacio adicional en los vestuarios, alojamiento y transporte dedicados”​, agregó Cuomo en su mensaje vía Twitter.

Después de más de tres meses sin partidos oficiales (el pasado fin de semana se jugó el Adria Tour), el tenis ya tiene fecha de vuelta. Justamente en Estados Unidos, el 10 de agosto se pondrá en marcha nuevamente el circuito con el ATP 500 de Washington y que servirá como prueba piloto en la antesala al US Open.

El protocolo de sanidad con los tenistas que aterricen, junto a su equipo, en tierras estadounidenses será diferencial ya que no deberán cumplir con la cuarentena obligatoria prevista para todos aquéllos que llegan al país. Asimismo, se confirmó que el torneo se jugará a puertas cerradas, por lo que no habrá fanáticos dentro de Flushing Meadows.

Nick Kyrgios, quien ya había arremetido contra la ATP por seguir con la organización del torneo neoyorkino, volvió a la carga y trató de “egoístas” a los habitantes de Estados Unidos. “Tengo preparado un traje de materiales peligrosos contra el Covid-19 para cuando viaje desde Australia y estaré dos semanas después en cuarentena a mi regreso”, agregó el tenista australiano con ironía en sus redes sociales.

Habrá que esperar la oficialización desde la ATP, pero la máxima autoridad de Nueva York ya dio luz verde para la realización del US Open desde el 31 de agosto. Sin Roger Federer, que se lo pierde por lesión, habrá que ver qué harán el español Rafael Nadal, quien se mostró a favor de volver al circuito sólo cuando esté controlado el coronavirus, y Novak Djokovic​, que ya avisó que no está a favor de vacunarse obligatoriamente contra el virus.