América es, desde hace semanas, el continente más afectado por la pandemia de coronavirus. Son cinco los países que más preocupan: Estados Unidos, Brasil, Perú, Chile y México. En Centroamérica el coronavirus está presente, pero sin fuerza particular y sin embargo hoy fue noticia: el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, dio positivo.

Fue él mismo quien lo confirmó. “El fin de semana comencé a sentir algunos malestares y hoy se me ha diagnosticado que he sido contagiado de Covid-19”, dijo el mandatario, de 51 años, en un mensaje televisado. Asimismo, contó que su esposa, la primera dama Ana García, también está infectada.

“Por consejo de los médicos me trasladaré a una clínica para ser evaluado por los especialistas y guardar reposo bajo supervisión médica”, dijo Hernández y añadió que también se están tomando “medidas preventivas con todo el personal” que trabaja con él. “Sabíamos que estábamos expuestos y con gran riesgo, como lo han estado muchos de los presidentes y dirigentes de otros países”.

Asimismo, según publica el diario El Mundo, el mandatario hondureño explicó que seguirá en sus funciones mediante el teletrabajo, que empezó un tratamiento para tratar sus “síntomas leves” (MAIZ, una fórmula de cuatro medicamentos que promueve Honduras para atajar la enfermedad en los primeros días) y que de momento su esposa es “asintomática”.

Hernández lamentó a la vez que el sistema hospitalario local “colapsara” por la cantidad de contagiados, pero dijo que brigadas en San Pedro Sula y la capital, los centros de mayores contagios, salieron para atender a los enfermos en sus casas.

El sistema de riesgo anunció anoche que los enfermos aumentaron a 9656, con 478 casos nuevos, y que los muertos llegaron a 330, en una población de 9,3 millones de habitantes.