Una pyme argentina asesorada por el Conicet lanza al mercado barbijos antivirales, bactericidas y antihongos tratados con plata metálica e impermeabilizantes. Se pueden usar hasta 8 horas y lavar 15 veces.

Unas nuevas mascarillas desarrolladas con asesoramiento científico del Conicet, y que contienen activos antivirales, bactericidas y antihongos, parecen ser la nueva revolución de los barbijos a nivel nacional. Su diseño está basado en el uso de dos telas con acciones complementarias: la capa externa, expuesta al aire, está suavemente impermeabilizada, para disminuir la posibilidad de que las pequeñas gotitas que contienen al virus penetren en el interior del barbijo. Adicionalmente, esta capa de tela contiene una combinación de agentes antivirales de reconocida eficiencia, potencialmente adecuados para reducir la viabilidad de virus diversos.

1706_barbijo_antiviral

La capa interna posee un agente antibacteriano basado en la plata metálica. La acción antibacteriana de la plata se conoce desde la antigüedad, pero las nuevas tecnologías basadas en la reducción del tamaño de partícula han potenciado su eficiencia haciéndola una eficiente arma contra la proliferación de un importante número de patógenos. La acción antibacteriana complementa la acción antiviral de la primera capa, disminuyendo la posibilidad de infección por bacterias oportunistas. 
Por sus características, pueden usarse hasta 8 horas diarias y soportan 15 lavados. Precios orientativos al público: individual, $ 199; blíster de 40 unidades, $159 cada barbijo, aunque en el interior del país pueden variar por el recargo de transporte.

Para más información:  Atomprotect.com.ar