La víctima tiene 11 años. El abusador confesó en un juicio abreviado y recibió una pena de 8 años de prisión.

Un joven de 24 años confesó haber violado a una nena de 11 y le dieron la pena mínima en un juicio abreviado en Bariloche. La víctima es la hija de la mujer que alojó al condenado en su casa cuando este quedó varado en esa ciudad por el aislamiento social, preventivo y obligatorio por el coronavirus.

En las últimas horas, los jueces avalaron el acuerdo entre las partes y condenaron a Jonathan Leonel Alarcón a 8 años de prisión por abuso sexual simple y abuso sexual agravado por acceso carnal contra una menor, aprovechando la situación de convivencia.

La cuarentena total por la pandemia sorprendió a Alarcón mientras se encontraba de viaje en el sur y lo obligó a postergar el regreso que tenía previsto a la ciudad de La Plata. La solidaridad de una famila barilochense le permitió pasar con ellos desde mediados de marzo hasta mayo, cuando la menor abusada se quebró y le contó a su madre que ese hombre había convertido su vida en un infierno.

De acuerdo a su testimonio en ese momento, que ratificó después a través del sistema de cámara gesell, Alarcón esperaba a que su mamá se durmiera para abusar de ella. En algunas situaciones la manoseaba, pero también llegó a violarla en por lo menos tres oportunidades.

Tras el informe médico que confirmó las lesiones sexuales, el violador admitió su responsabilidad ante la Justicia de Río Negro y el caso se resolvió días atrás en un juicio abreviado que tuvo sentencia en tiempo récord.