El croata Borna Coric se sumó a la lista iniciada por el búlgaro Grigor Dimitrov de los participantes en el torneo Adria Tour que dieron positivo de coronavirus (orthocoronavirinae), en un evento organizado por el serbio Novak Djokovic, que según la prensa de su país rechazó el test.

El equipo del serbio, número uno del mundo, comunicó que el número 1 del mundo del ranking ATP, quien debía jugar la etapa final en Zadar contra el ruso Andej Rublev, no quiso hacer el análisis en Zadar ya que ni él ni su entorno sentían síntomas y que por eso, volvió a Belgrado, donde espera la opinión de los epidemiólogos para ver como se tiene que manejar.

La primera etapa, que tuvo lugar en Belgrado, fue muy criticada porque los participantes no se atuvieron a las medidas de precaución contra el covid-19, y el final de la segunda, que se celebraba en la ciudad marítima croata de Zadar, acabó con la cancelación del último partido, anunciada en pista por el técnico de Djokovic, el croata Goran Ivanisevic.

Dimitrov estuvo en Zadar durante varios días y participó junto con Djokovic en una fiesta en la que no faltaron abrazos y muestras de efusión.

Djokovic recibió en el aeropuerto, a pie de avión, a varios de los participantes, como el alemán Alexander Zverev y al mismo Dimitrov, con similares signos de afecto, y Dkojovic y varios tenistas hicieron incluso demostración de sus habilidades jugando un partido de baloncesto.