Se trata de la Oficina de Tramitaciones de la Secretaría de Planeamiento que funciona en el tercer piso del edificio de la Aduana. No tiene atención al público, pero los empleados fueron aislados.

Una dependencia de la Municipalidad de Rosario permanece cerrada desde esta mañana ante la aparición de un caso sospechoso de coronavirus. Se trata de la oficina de Tramitaciones de la Secretaría de Planeamiento que funciona en el tercer piso del histórico edificio de la Aduana, en la avenida Belgrano y Sargento Cabral.

Todos los trabajadores que desempeñan tareas en esa repartición fueron enviados a sus casas a partir del caso de una mujer que trabaja allí y cuyo esposo dio positivo de Covid -19. Por el momento no se decidió la evacuación del edificio. Según trascendió, en la oficina de Tramitaciones no se brinda atención al público y todos sus empleados -cinco en total- permanecen en aislamiento social y preventivo en sus casas.

La empleada cuya pareja dio positivo de Covid-19 también está aislada y le hicieron el hisopado para establecer si está contagiada o no. En el edificio de la Aduana trabajan alrededor de 500 personas.

“Hoy también se dispuso que se los compañeros de trabajo se retiren para que se resguarden”.

La secretaria general adjunta del Sindicato de Trabajadores Municipales de Rosario, Yamile Baclini, dijo a La Capital que la mujer en cuestión “presentó algunos síntomas el lunes y ese mismo día ya no fue a trabajar. Hoy se le hizo el hisopado, pero todavía no hay certeza de que tenga Covid-19. Mientras tanto, en su lugar de trabajo ya se tomaron todas las medidas necesarias para resguardar la salud de sus compañeros, no sólo de la oficina, sino también en todo el edificio de La Aduana”.
Advertisement

La dirigente sindical precisó que la situación se planteó en el tercer piso del histórico edificio, donde también funcionan otras dependencias de la Municipalidad. “Como primera medida pedimos que la oficina, el edificio completo y todos los espacios comunes se desinfecten cuanto antes. Hoy también se dispuso que se los compañeros de trabajo se retiren para que se resguarden frente al posible contacto que hayan tenido con ella durante la semana pasada”, remarcó.

Baclini confirmó que la oficina de Tramitaciones no atiende al público en general. “Esto es un aliciente no sólo para los compañeros sino también para la comunidad en general”.

“Los protocolos de seguridad existen y en algunos casos se cumplen y en otros no tanto. El tema del distanciamiento social es un factor fundamental. Ahora nos daremos cuenta si esas medidas se cumplieron o no. En este edificio desempeñan sus funciones entre 400 y 500 personas”, subrayó.

Baclini agregó que muchos empleados están con licencias, otros no acuden a trabajar porque sufren alguna patología de bases, pero en los últimos días se incrementó el tránsito de personas porque se habilitó la atención administrativa”.