La organización del Abierto de Estados Unidos resolvió incluir el torneo de tenis adaptado en la edición 2020, dando marcha atrás con la medida tomada hace una semana. El Grand Slam se disputará del 10 al 13 de septiembre en Nueva York con la presencia del argentino Gustavo Fernández.

La Asociación de Tenis de Estados Unidos (USTA) había anunciado la cancelación del certamen adaptado (junto con el mixto y el junior, además de la qualy) sin haber consultado a los deportistas. Y ahí estalló el conflicto. Luego una reunión virtual entre los organizadores y los diez mejores del ránking, entre ellos Gustavo Fernández, actual Nº 2 del mundo, se llegó a una solución y el torneo se disputará al igual que el convencional con todas las medidas de prevención sanitaria.

La decisión de no jugar el torneo de tenis adaptado había generado el rechazo mundial de los deportistas y hasta de Andrew Parsons, el presidente del Comité Paralímpico Internacional.