El Ejecutivo confirmó que la mujer no tiene covid-19. Su marido es uno de los positivos confirmados este miércoles y por eso se había activado el protocolo sanitario.

De la angustia al alivio. La Municipalidad de Rosario confirmó oficialmente esta noche que dio negativo la prueba de coronavirus realizada a la empleada de la Secretaría de Planeamiento que trabaja en el edificio de la ex Aduana.

El marido de la empleada rosarina –con antecedente de viaje al norte provincial– dio positivo en un test privado y es uno de los cinco confirmados en la provincia de este miércoles.

El contacto familiar estrecho hizo activar el protocolo en el emblemático edificio rosarino. Sin embargo, con los resultados del hisopado negativo había alivio entre sus compañeros de trabajo y autoridades locales que temían un contagio de mayores dimensiones.

“Queremos informar que el resultado de la prueba realizada a la empleada municipal de la Secretaría de Planeamiento dio negativo. Los equipos de salud siguen en contacto con ella y su familia”, indicó el municipio rosarino apenas entrada la noche.

Al mismo tiempo, se informó que se tomaron todas las medidas de protección para los más de 400 empleados del edificio.

Conmoción

El posible caso había causado conmoción y sorpresa desde el inicio de la jornada de ayer. Es que el esposo de la empleada de la Secretaría de Planeamiento ya había presentado los síntomas compatibles con el coronavirus.

Es por ello que se sometió a un hisopado y por protocolo se cerró todo el tercer piso de la ex Aduana donde funciona la oficina. El tercer piso fue desinfectado y clausurado. Y la mujer que trabaja en el lugar fue de inmediato aislada.

En tanto, el marido se realizó el hisopado de forma particular y anoche se confirmó que dio positivo. Por lo que se conoció, sería un caso vinculado con el empresario rosarino que se infectó de coronavirus hace unos días y que contagió a sus hijas, una de ellas embarazada a la cual le practicaron una cesárea.

Hace unas semanas se realizó el mismo protocolo en los Tribunales Federales de Rosario. Finalmente la empleada sospechada de tener coronavirus dio negativo y el lugar abrió sus puertas normalmente al día siguiente.

Voz oficial

Por su parte, el secretario de Salud municipal Leonardo Caruana descartó que se cierre el edificio de la ex Aduana, pero afirmó que los trabajadores del tercer piso deberán volver a la fase 1 de la cuarentena.

De forma oficial, la Municipalidad informó que implementó “el protocolo de prevención para establecer todos los contactos estrechos”.

Caruana aclaró que se trata de medidas vinculadas al contacto cercano de esa persona positiva de covid-19 (el marido de la empleada) y lo propio se hizo extensivo a los otros cinco trabajadores que compartían espacio físico con la mujer.
Sin embargo, dijo que el edificio seguirá activo. “En las recomendaciones sanitarias no está indicado un cierre masivo. Se pueden hacer tareas de limpieza extra pero eso no indica suspender actividades”, dijo el secretario de Salud.

“El municipio no sólo decidió la cuarentena de los seis trabajadores/as del sector sino que además se reforzaron las medidas de prevención y de limpieza, mientras que el resto de los trabajadores del mismo piso volverán a la Fase 1 en lo social mientras continúen las investigaciones epidemiológicas”, señaló luego un parte oficial, y explicó: “Dichas personas pueden concurrir a trabajar con todos los elementos de protección pero no podrán tener ningún encuentro sociales con otras personas”.

Caruana agregó: “La persona se queda en su casa y no debe tener encuentros sociales, ni recreativos, ni deportivos. Es para evitar que se descontrole el pico de casos. Se trata de una intervención responsable y anticipada”.

El gremio

Por su parte, el secretario del Sindicato de los Municipales, Antonio Ratner, ratificó que este jueves el edificio funcionará de forma normal salvo en la oficina de Planeamiento directamente afectada (es un área de arquitectura sin atención al público).