La Torre Eiffel, el monumento más emblemático de París, reabrió hoy a los visitantes tras permanecer cerrada un récord en tiempos de paz de 104 días por la pandemia de coronavirus, en otro hito en la salida de Francia de su cuarentena para contener la propagación de la enfermedad.

Turistas que de a poco están volviendo a París se mostraron felices de encontrarse con el monumento abierto mientras otras atracciones de París siguen cerradas, incluyendo el Museo del Louvre, que reabrirá recién el 6 de julio, informó la cadena francesa BFM TV.

Los ascensores que llevan a los visitantes a la punta de la torre de 324 metros seguían cerrados, así que por ahora la gente usaba las escaleras.

De los tres pisos de la torre, solo reabrieron los dos primeros.

La torre perdió unos 27 millones de euros por su cierra por la cuarentena en marzo pasado, según su director general, Patrick Branco Ruivo.