El secretario de Trabajo Juan Manuel Pusineri señaló que las primeras inspecciones arrojaron resultados negativos y remarcó la necesidad de optimizar las tareas de fiscalización con intendentes y presidentes comunales.

El secretario de Trabajo de Santa Fe, Juan Manuel Pusineri, mantuvo una reunión con autoridades de Coronda, Santa Rosa de Calchines y Desvío Arijón, a raíz de los resultados negativos que arrojaron las inspecciones a los protocolos de higiene y seguridad en los ámbitos laborales de las tres localidades: “Sobre principios del mes de junio, el Ministerio realizó inspecciones con resultados realmente preocupantes en cuanto al cumplimiento de las normas de higiene y, en particular, lo que tiene que ver con el cumplimiento de los protocolos referidos al coronavirus”, explicó.

En este sentido, el funcionario señaló que decidieron convocar a los intendentes y presidentes comunales para para coordinar y mejorar las acciones de control: “Esas acciones tiene que ver, en primer lugar, con intentar que la mano de obra para los trabajos de recolección de frutillas y otras hortalizas sea realizado con mano de obra local y, en el caso de tener que recurrir a trabajadores de otra jurisdicción, con cumplimiento estricto del aislamiento, tal cual lo dispone la normativa provincial, y también, durante la tarea, con cumplimiento de los protocolos que refieren a la enfermedad y las condiciones de higiene y seguridad”.

Pusineri remarcó que buscan lograr un fuerte compromiso de los municipios y comunas para llevar adelante las tareas de fiscalización, y que serán suspendidas las actividades que no se ajusten a la normativa: “Se va a suspender la producción y la actividad en aquellos casos en que veamos que se incumplen con los protocolos correspondientes. En esto creemos que los municipios y comunas tienen un rol fundamental. Queremos coordinar acciones previas suficientemente claras y eficientes porque, al momento del control, vamos a ser inflexibles y estrictos”.

Por su parte, el intendente de Coronda Ricardo Ramírez indicó: “Se acordó con el sector productivo que aquella persona que necesite traer jornaleros del Chaco, la idea es tener un contacto entre intendente con intendente para saber si viene de un lugar que tenga Covid”. A su vez dijo que “la gente que puede llegar del Chaco no son más de 40 personas” y que una de las principales preocupaciones es garantizar la higiene del transporte de mercadería.

De la reunión participaron el secretario de Integración y Fortalecimiento Institucional de la provincia José Luis Freyre, el subsecretario de Comunas, Carlos Kaufmann, los presidentes comunales de Santa Rosa de Calchines Natalia Galeano, de Desvío Arijón Julio Gómez, de Helvecia Luciano Bertossi, de Arroyo Leyes Eduardo Lorincz, el intendente de San José del Rincón Silvio Gómez, y representantes del Ministerio de Salud de Santa Fe.