Paraná endurece controles y restringe actividades por el avance del coronavirus.

Por el crecimiento de casos positivos de coronavirus, la ciudad de Paraná endurece los controles y restringe actividades que se habían habilitado semanas atrás.

De acuerdo a lo informado por el municipio de la capital de Entre Ríos, se prorrogó a través del decreto N° 940 la suspensión de una serie de cuestiones hasta las 8 horas del día 6 de julio de 2020.

Entre las principales suspensiones se detalla a: Actividades recreativas y salidas de esparcimiento; Actividades físicas y deportivas, incluyendo las individuales y sin contacto físico, náuticas y cualquier otra desarrollada en el río; Actividades gastronómicas – exceptuada la modalidad de envío a domicilio y tomar para llevar; la actividad en la Terminal de Ómnibus de la ciudad.

Al mismo tiempo desde el municipio desaconsejan la realización de reuniones familiares a fin de resguardar a los grupos de riesgo.

Por último, cabe señalar que se estableció el uso obligatorio del tapabocas en la vía pública.