La iniciativa, elaborada por el edil Eduardo Toniolli, está siendo tratada por la Comisión de Servicios Públicos.

El Sindicato de Peones de Taxis de Rosario (SPT) pidió este lunes que la Municipalidad suspenda momentáneamente la entrega de turnos para la renovación de las licencias de conducir a choferes de taxis hasta tanto el cuerpo legislativo local se expida sobre el proyecto del concejal Eduardo Toniolli en el que se plantea la gratuidad de la tramitación de los carnets profesionales.

Paralelamente, le solicitaron a los concejales tratar dicha iniciativa con la mayor celeridad posible. Incluso, si fuera necesario, que el proyecto del edil peronista sea tratado sobre tablas en la próxima sesión.

«Le hicimos una propuesta al concejal (Eduardo) Toniolli para ver si se podía abaratar y en respuesta envió un proyecto de ordenanza al Concejo Municipal para que, por el término de dos años, el carnet de conducir profesional habilitante para los choferes de taxis esté exento del pago», indicó el secretario general del Sindicato de Peones de Taxis, Horacio Yannotti.

El planteo que hace el sindicato se basa fundamentalmente en la fuerte caída que ha sufrido el sector desde el comienzo de la pandemia, ya que el sueldo de los trabajadores taxistas está directamente ligado a la recaudación diaria. Cuando comenzó el aislamiento social se registró una baja del 90 por ciento. Hoy, en una fase de la cuarentena más flexibilizada, están trabajando un 50 por ciento menos que antes de la cuarentena.

«Tenemos hasta septiembre para renovar el carnet viejo. Me parece que lo tendrían que tratar para ver si existe esa posibilidad y, de ser así, se apruebe», apuntó Yannotti.

Cabe destacar que la renovación del carnet profesional es anual para los mayores de 45 años y tiene un costo de 1900 pesos, a los que hay que sumarle el valor del certificado de antecedentes penales que oscila entre los 300 y 500 pesos, según la urgencia con la que se lo necesite.

«Es una cuestión económica, no es que queremos algún tipo de privilegio. Hoy, los choferes de taxis no están en condiciones de afrontar ese gasto», cerró el secretario general del gremio.